Pruebas serológicas para virus EPSTEIN/BARR

Planes Especializados

 

Pruebas serológicas para virus EPSTEIN/BARR


 
 

Pruebas serológicas para virus EPSTEIN/BARR, utilizamos un sensible ELISA para realizar el perfil completo IgG e IgM. Permite detectar recaídas, recrudecimiento de la enfermedad, y establecer diagnóstico diferencial con otras patologías similares.

ANTICUERPOS PARA VIRUS EPSTEIN-BARR

Virus Epstein-Barr Anticuerpos

También conocido como: VEB, EBV, EBV VCA-IgM, EBV VCA-IgG, EBNA-IgG, EA-D IgG
Nombre sistemático: Anticuerpos EBV contra el antígeno de la cápside viral, IgM, IgG; Anticuerpos EBV contra el antígeno nuclear, IgG; Anticuerpos EBV contra el antígeno D temprano; Anticuerpos heterófilos
Pruebas relacionadas: Extensión de sangre, Fórmula leucocitaria, Hemograma, Prueba para la Mononucleosis

¿Por qué hacer el análisis?

Para facilitar el diagnóstico de la mononucleosis infecciosa; para distinguir entre una infección por el virus de Epstein-Barr (EBV) y otras enfermedades que pueden cursar con síntomas similares; para evaluar la susceptibilidad a la infección por EBV.

¿Cuándo hacer el análisis?

Cuando se tienen síntomas de mononucleosis pero la prueba para la mononucleosis es negativa; cuando una mujer embarazada tiene síntomas similares a los de la gripe; cuando una persona asintomática ha estado expuesta a otra persona con mononucleosis.

¿Qué muestra se requiere?

La determinación se realiza a partir de una muestra de sangre venosa.

¿Es necesario algún tipo de preparación previa?

Para esta prueba no se necesita ninguna preparación especial.

¿Qué es lo que se analiza?

El virus Epstein-Barr (EBV) es un virus que causa una afectación leve o moderada. Esta prueba detecta anticuerpos frente al EBV y es de ayuda para establecer el diagnóstico de una infección por este virus. La infección por EBV es muy común. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) estiman que cerca del 95% de la población se ha infectado por el EBV antes de los 40 años de edad. El virus se transmite fácilmente entre personas. El virus se encuentra en la saliva de las personas infectadas, de tal manera que la infección puede propagarse por contacto íntimo como por ejemplo por besos o por compartir vasos o cubiertos.

Después de la primera exposición al EBV, existe un período de varias semanas antes de que el individuo presente síntomas, conocido como período de incubación. Durante la infección aguda, el virus primero se multiplica y posteriormente los síntomas se resuelven a medida que la cantidad de virus va disminuyendo. No obstante, el organismo no se libera totalmente del virus, sino que permanece latente en el organismo durante toda la vida y puede reactivarse, aunque raramente ocasiona problemas a menos que la persona esté inmunodeprimida.

La mayor parte de la población se infecta por EBV durante la infancia y presenta pocos o ningún síntoma. Sin embargo, cuando la infección se da en la adolescencia, el EBV causa mononucleosis infecciosa, ocasionando fatiga, fiebre, dolor de garganta, inflamación de los ganglios linfáticos, agrandamiento del bazo y en algunos casos también del hígado. Estas manifestaciones pueden ocurrir en un 35% - 50% de adolescentes o adultos jóvenes y suelen resolverse en uno o dos meses.

La mononucleosis suele diagnosticarse por los signos y síntomas, por los resultados del hemograma y por el resultado obtenido en la prueba de la mononucleosis (en la que se determinan anticuerpos heterófilos). Un 10% - 20% de la población, aún teniendo mononucleosis, no presenta anticuerpos heterófilos; esto es especialmente cierto en niños. La determinación de los anticuerpos frente a EBV permite establecer si los síntomas son debidos a una infección aguda (actual) por el EBV.

Es importante distinguir la infección por EBV de otras enfermedades, como puede ser el caso de las embarazadas. Esta prueba permite distinguir entre una infección primaria por EBV, que no afecta al desarrollo fetal, e infección por citomegalovirus (CMV), por herpes simple o toxoplasma (toxoplasmosis). Estas 3 últimas infecciones ocasionan complicaciones en el embarazo y pueden resultar perjudiciales para el feto. También resulta importante descartar una infección por EBV y pensar en otras posibles causas de los síntomas, como por ejemplo un faringoamigdalitis estreptocócica (dolor de garganta debido a la infección por el estreptococo del grupo B), que debe tratarse con antibiótico. Pueden existir simultáneamente ambas infecciones, por estreptococo del grupo B y por EBV.

Existen varias pruebas que permiten detectar diferentes tipos y subclases de anticuerpos contra el EBV. Los anticuerpos son proteínas sintetizadas por el sistema inmune del organismo en respuesta al ataque de diferentes antígenos del EBV. Durante la infección primaria por EBV, estos anticuerpos aumentan y disminuyen a diferentes tiempos. La medida de estos anticuerpos en sangre permite establecer un diagnóstico y proporciona al médico información acerca del estadio de la infección, a la vez que le permite saber si se trata de una infección activa, reciente o anterior.

3

¿Cómo se obtiene la muestra para el análisis?

Extracción de la muestra por punción de una vena del antebrazo.

¿Se requiere alguna preparación previa para asegurar la calidad de la muestra?

Para esta prueba no se requiere ninguna preparación especial.

Para mayor información: www.labtestsonline.es
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 

Investigación

Además del equipo básico automático con que contamos, ofrecemos los siguientes equipos especializados para pruebas especiales:

< Ver Más >

Horarios